jueves, 7 de octubre de 2010

Dos.

- ¿y cómo puedes estar tan segura de que me quieres?
- No, no sólo te quiero. No se trata de eso. Sé que estoy perdidamente enamorada de tí.
- Vale, lo que sea... ¿cómo puedes estar tan segura?
- Es sencillo. Lo sé porque cuando estoy contigo, no deseo estar en ningún otro lugar.
- Pero eso no significa nada...
- Piénsalo. Eso significa todo.
- ¿Azúcar?
- Dos.

3 comentarios:

Curiyú dijo...

Muy poca azúcar, para mi gusto, claro.

Lanita dijo...

Tres raya en la perversión... ¿te atreves?

Enric Pérez dijo...

Mal, muy mal. El café solo, como los machotes. El azucar para los postres.

Related Posts with Thumbnails