sábado, 30 de octubre de 2010

Shh..

Hicimos sonrojarse a la cara oculta de la luna
mientras el silencio
llenaba de verdad
el hueco que dejaron las palabras.

*(Todo es mentira, excepto lo que no se dice)

viernes, 29 de octubre de 2010

lunes, 25 de octubre de 2010

Es.

Te dije "vete"
con el mismo convencimiento
que un condenado a muerte
se ajusta la soga al cuello.

viernes, 15 de octubre de 2010

Je veux

">

Moi je veux crever la main sur le cœur.
Oubliez donc tous vos clichés,
bienvenue dans ma réalité.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Así fue.



Inesperadamente
todo lo demás se desvaneció
y mi mundo se vistió
con tu camiseta de rayas.

jueves, 7 de octubre de 2010

Dos.

- ¿y cómo puedes estar tan segura de que me quieres?
- No, no sólo te quiero. No se trata de eso. Sé que estoy perdidamente enamorada de tí.
- Vale, lo que sea... ¿cómo puedes estar tan segura?
- Es sencillo. Lo sé porque cuando estoy contigo, no deseo estar en ningún otro lugar.
- Pero eso no significa nada...
- Piénsalo. Eso significa todo.
- ¿Azúcar?
- Dos.

Bread...!

Tartine Bread from 4SP Films on Vimeo.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Desmontando a Juli(oh!)

Ayer, de nuevo y fiel a mis propósitos de conseguir un cuerpo cincelado por cualquiera que no sea Botero, y una vez recuperada la movilidad de mis rodillas ("aumento gradual del esfuerzo" era un concepto importante a tener en cuenta las primeras veces que salí a correr. Parece ser que es algo contraproducente empezar corriendo hasta escupir tu hígado), salí de casa a trote ligero, a cumplir mis expectativas atléticas del dia.
Me pongo mis mejores galas deportivas, pongo a Mr Spoty en modo aleatorio y...

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu piel era fresca
como la hierba mojada.."

Ok. Se me ha colado el "homo tostatus antecessor del homo zaplanus". No pasa nada. No voy a parar mi frenética carrera para pasar la canción. La escucharé.

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu boca y tus ojos
de juventud rebosaban."

Joder... esto empieza a rayar en lo punible...

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tus labios de niña
mis labios los estrenaban."

Vale, quizás soy yo, lo mismo es que tengo las hormonas algo revolucionadas, pero esto me empieza a sonar pelín... no sé... pelín delictivo...

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu vientre era aún
una colina cerrada."

Vale, yo puedo estar más o menos salida, mi mente puede no estar todo lo cristalina que cabría esperar de una mujer virtuosa soltera, celosa de su, por descontado, intacta virtud, guardiana de su flor en espera del galán que la despose... pero vamos... esto empieza a irsele de las manos al moreno...

"Lo mejor de tu vida
me lo he llevado yo,
lo mejor de tu vida
lo he disfrutado yo.

Tu experiencia primera,
el despertar de tu carne,
tu inocencia salvaje,
me la he bebido yo,
me la he bebido yo."

Ahí estamos, sí señor, no sólo te has beneficiado a una menor, que no contento con ello, no has sido capaz de esperar un par de años para llevártelo a la tumba por muerte natural, no señor, has tenido que cantarlo y restregárselo a la pobre, y llamarla salvaje y salidorra! Eso es clase y no lo de Física o Química!

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu cuerpo era espiga
de palma recien-plantada."

A mí me dicen lo de espiga de palma y lo mismo me mosqueo, por muy prepúber que sea..

Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando cerrabas los ojos
apenas yo me acercaba.

Normal. Es lo que haces cuando se acerca un anciano a besarte...

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando temblaban tus manos
tan sólo si las rozaba."

Yo creo, sinceramente, que las manos de él estaban más cercanas al tembleque propio de la edad que las de ella, pero vaya...

"Fuiste mía,
sólo mía,
mía, mía,
cuando tu ayer no existía
pensabas sólo en mañana."

Creo que hasta los 3 años no se recuerda nada. Va a ser eso...

A partir de mañana prometo revisar mi lista de reproducción del spotify para correr. Lo prometo. Ni pederastas, ni canciones del rencor, ni rancheras politoxicómanas... lo que reduce bastante mis posibilidades.

Que sea lo que Ussain Bolt quiera.

lunes, 4 de octubre de 2010

Sobran las

Finalmente
aprendí a leer en tus matices
lo que no dijiste jamás.
Finalmente
conseguiste colar tu recuerdo
entre mis recuerdos amables;
mi tacto recuerda sin rastro de melancolía
la suavidad del gastado cuero
de tu gastado cinturón
marrón.
Finalmente
aprendí a escucharte.
Y
Finalmente
se me dibuja una sincera sonrisa
cuando tu silencio
vuelve a llenarlo todo.
Related Posts with Thumbnails