jueves, 29 de octubre de 2009

lunes, 26 de octubre de 2009

L' Homme qui aimait les femmes

">
Me encanta esta escena.

Not easily... but I fall in love on monday.

">

Ha pasado tiempo, y me reencuentro contigo con la ilusion que creia perdida, con ganas de mostrarte mi mejor cara, de ser mejor para ti.. De que tu tambien vuelvas a enamorarte de mi.
Si tu me das un solo momento de felicidad, yo te dedicare mi vida entera.
Hoy empieza todo... otra vez.

(Nunca pense que pudiese reenamorarme de mi profesion)

The first day of the rest of my life...

(... y si no voy?)

miércoles, 21 de octubre de 2009

Mi paso por fb. Fue breve, pero inmenso.

Lo barato sale raro.

A buenas horas, mangas cortas! (Proverbio otoñal)

En boca cerrada no entran roscas.

Los lunnis al zoo.

Nadie es ferpecto.

Hoy no salgo de mi asombro. Me quedo en casa.

Oh, my dog...!

Dudo, luego insisto.

Ahorra o nunca.

Se sumerge en una bañera de baileys con una copita de agua. O algo así.

¿Por qué lo llaman jamón cuando quieren decir queso?

Las apariencias enganchan.

Juega a la ruleta y lo apuesta todo al verde.

Viaja en el tiempo hasta hace 10 minutos. No le da para más.

Es todo bondage.

Va a ver Agora y preferiría haber elegido Nunca.

In the mood for lust.

Extraña mente.

¿por qué lo llaman "rissotto" cuando quieren decir "pasarse el arroz"?

Hace lo (im)posible.

No sabe si va, si viene, o si por el camino se entretiene.

Más vale maña que sueca.

Piensa más y acertarás.

Sonríe de ojera a ojera, con la esperanza de llegar en algún momento a las orejas.

Está que se sale. A la calle, concretamente.

Se cocina en su propio jugo al salir vestida de otoño profundo al rabioso verano de la calle. ¿alguien puede explicar otra vez el orden de las estaciones?

Duda entre hacer planes de fin de semana y hacer panes de fina cebada

Locuaz perdida.

No por mucho amanecer se madruga más temprano.

Se compra un "plumero atrapa-polvo" y sale a la calle ilusionada.

Más vale pájaro en ciento que manos volando.

No hay mal que por vil no venga.

Algo se le ha hecho fuerte en el ojo.

No por mucho madrugar se amanece más trempado.

Ayer empezó a ver la miniserie de Paquirri, y os agradecería que no le contáseis el final. Por favor.

Se despierta consufa.

Está en lo incierto.

Que paren el lunes que se baja.

Se pregunta si es más peligroso coger un limón salvaje del caribe que uno normal.

Lunes, septiembre, otoño... ¿es que todo me ha de pasar a mí?

Se despista y se olvida de sufrir el síndrome del domingo por la tarde.

Acaricia el domingo con la punta de los sueños.

Post-come y post-pone todo lo demás.

Duda entre leer el periódico o esperar a que saquen la película.

Se concentra y pierde varios centímetros de altura en el proceso.

Algo huele a cocido en Dinamarca.

No puede parar de veranear.

La lluvia convierte en domingo por la tarde todo lo que toca.

Conclusión veraniega: el sol es muy sabio, y el cuerpo cansa. O similar.

Acaba julio y empieza agusto.

Piensa compuesto.

Empieza la cuenta atrás: ortauc... sert... sod...

A buen entendedor, palabras sordas.

Hoy está que se sale (sujetadla).

No pega ojo porque no es de natural violenta.

Dios... estoy tan morena, tengo el pelo tan suave... mi perra es tan ágil... si fuese rubia, ya sería la hostia.

Se declara oficialmente en bragaciones.

Se mete en lo que le llaman.

Fue breve, pero inmenso.

Descubre que duerme en posición fatal.

Si el plan KILL-PAFF sigue sin funcionar, pasará directamente al plan KILL-BILL.

No es lo mismo follar un montón que montar un follón.

No es lo mismo co-vivir que con-vivir.

Se pregunta si es preferible regar el nuevo galán de noche con chatines de agua o puede utilizar una regadera normal.

Melancohólica.

Adora abiertamente a Jardiel Poncela y el zumo de naranja, pero para desayunar se inclina por lo segudo.

Piensa que igual luego existe. por hacer algo.

Branding, que es gerunding!

Se queda cinco minutos más en la cama y se le hace viernes.

Con fuego en el cuerpo. Concretamente, en el labio.

Y seguimos para bingo...

Se atormenta una vecina.

Es triste de pedir, pero más triste es desovar. Que le pregunten a los salmones.

lo bueno, si breve... dos veces breve.

Vuelve de pasear a su pelusón roncador. Y de paso, a Panchita.

Re-inventándose. re-organizándose. re-iniciándose.

Pasa la tarde lluviosa viendo los puentes de Madison y se queda Eastwood perdida.

Más vale previvir que currar.

Saca los trapos sucios a pasear y pone una lavadora de color (o afroamericana, para ser políticamente correcta).

Trata de trabajar, pero la primavera se lo pone difícil.

Pasa de "mujer fatal" a "fatal" a secas, según el dia.

Se va a comprar adhesivo para metales porque, en contra de lo que pueda llegar a parecer, el de plástico no pega metal. Increíble, pero cierto.

Aquí paz, y allá fobia.

Pensaba tomarse un ano sabático, pero se le está dando del culo.

Piensa en rebozarse las pechugas.

Está que no cabe en ella, y va y se amplía.

Después de trabajar un ratito espera a ver si le baja la dignidad.

Ordena y trata de progresar.

A buenas horas, bragas verdes.

Está como... no sé... como borracha de Guillamet.

Es como el fútbol y farala: así.

Acaba de leer en su FB (abajo), un mensaje inquietante que le comunica que hay dos personas en Huelva que le encuentran sexi. Se pregunta qué narices le pasa al resto de Huelva.

Buelbe de la teeergceraa y definitiva ceelegbracióng de su cumpleañiosg.... (hics, hics... hurra!).

Limpia los cristales de las ventanas y se da cuenta de que su barrio no era "a motitas".

Se bebe el dia a morro.

Se acaba de poner sus zapatos nuevos y está como un niño, aunque no sabe cuál.

Se pregunta de quién habrá sido su idea.

Estornuda compulsivamente de forma injustificada y totalmente aleatoria.

Piensa si es mejor ducharse ahora o bañarse para siempre.

Escucha en la calle el escalofriante documento sonoro: el cigarro da cáncer, en cambio la castaña da alegría.

Inasequible al desacierto.

Todo es mentira, excepto lo que no se dice.

Si la lluvia en Sevilla es una maravilla... ¿aquí qué llueve, por joder?

Se queda sin estado. Así, a lo loco.

Se exprime las naranjas porque ha oído que es muy sano. No entiendo cómo esto puede beneficiar a las naranjas, pero oye.

Piensa, luego insiste.

Propone a Mr. Face que añada en "estado sentimental" los siguientes: "Lamentable", y "no es lo que parece".

Convierte en disciplina olímpica el salto con pértiga sin red desde la sartén con caída libre sobre el fuego. Así, a lo loco.

Se pregunta si se notará en el resultado de su trabajo que no lleva sujetador.

Hace lo impropio con extraños.

Llega del teatro donde era la única menor de 78 años. Apenas había nacido antes de que ellas empezasen a peinarse. Hoy.

Tiene las puntas abiertas (las muy guarras).

Mi casa huele a pollo. Yo creo que no me lo merezco.

Se pregunta si alguien, si no es mucho pedir, le puede traer una pizza de la calle (de un establecimiento, no "de la puta calle")

Quiere conocer, porfa, al que le pone los nombres a la operaciones policiales. ¿que vamos a por Locomía?: operación abanico. ¿discotecas? operación guateque.

mineveradaasco.com

¿de qué pueblo son los chorizos "de pueblo"? ¿Pueblo es un pueblo? ¿dónde está Pueblo? ¿cuántos habitantes tiene Pueblo?¿soy yo de Pueblo?¿Pueblo, luego existo?

Desayuna con resquemor. Hoy pasa de diamantes.

Se derrama a la calle.

Pone a llenar el autodefinido, mientras resuelve la bañera. O algo así.

Hace mutis por el forro.

Acaba de recibir un desconcertante spam:"Di adios al vello para siempre en tu propia casa". A partir de ahora sólo vendrán feos o tendré que quedar con guapos fuera de casa.

Escucha a voz en grito "corazón loco"... y ya sabe cómo se pueden queré a dos muhereh a la vé, y no estar loco... pero no le convencen los argumentos. Nada.

Descarta in extremis la mermelada de melocotón en pro de la de fresa.

Fué breve mientras duró

Sale por la puerta, desechando cualquier otra alternativa.

La duda ofrece.

jueves, 15 de octubre de 2009

Merece la pena intentarlo.



Cerrar los ojos y saltar, sin saber lo que te espera un paso más allá.
Apostar todo al verde, salirme con la tuya, beber la vida a morro, vivírsela de un trago... Esperarlo todo y pedir más para el camino.
Y que me des todos los versos en la boca.
Por menos no me pongo.
Merece la pena inventarlo.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Entró!

Pues sí, me he vuelto a apuntar a clases de tenis. Así soy yo.
Yo creo que este año ya puedo jugar algún Grand Slam, un Pequeño Slam, o un Normalito Slam, o algo... no sé.
Esta vez las clases son en la universidad... y claro... aunque yo poseo un porte juvenil, mi piel está tersa como la piel de un tambor hecho con culitos de bebé... puedo aparentar, como mucho, ser repetidora. MUY repetidora... lo que explicaría que nuestro profesor (argentiiiino... vihte...!) me hablase taaaan deeespaciooo, explicando tooodooo uuunaaa y ooootraa vez.
Una y otra vez hasta que se ha dado cuenta de que YO soy un hacha. De que YO tengo un don natural para el deporte en general, y para el tenis en particular. Así soy yo; mi destreza sólo es superada por mi modestia, que es brutal.
Eso sí, no le ha sentado demasiado bien que yo pidiese el "ojo de halcón" en un par de ocasiones en las que me ha corregido "Jessicaaaa... a mí... Devolvéme la bola a míii!" (Ana, soy Ana... Pelusa de la raqueta...). ¿He dicho ya que soy MUY competitiva?
O sea, que he ganado.
He ganado... en las clases de tenis de iniciación (mi 3º curso de iniciación), pero He Ganado.
Claro, que ayuda que una de tus compañera de clases sea la única persona viva con rigor mortis de la que se tiene noticia, y que la otra no vea un pimiento.. Pero lo que cuenta es que YO lo hago mejor.
YO.

martes, 13 de octubre de 2009

Por el bulevar de los sueños rotos

">

Life on martes

Sale el sol, tímido entre los nubarrones que le miran por encima del cumulonimbo y por debajo de cirros y estratos.
Al mismo tiempo, uns tímida sonrisa aparece en mi cara, por encima de todo lo demás.
Es lo que tiene la permeabilidad ambiental.
Café, noticias de hace 3 dias, tostadas en la mesa y Madeleine Peyroux en las orejas, llenando de colores la materia gris.
¿Se puede pedir más?
posiblemente, sí.
(pero me lo reservo para otro dia)

.-)

viernes, 9 de octubre de 2009

Me lo explique, por favor.


Y yo me pregunto...
¿que pasa si se te juntan varios sindromes? ¿el mundo tal y como lo conocemos colapsaría si, en el mismo dia, te sobreviene el síndrome postvacaional, premenstrual, postcoital y el del domingo tarde? ¿es eso posible o es una entelequia (cómo me gusta esta palabra, de verdad)? ¿de verdad que las rayas verticales estilizan? ¿por qué lo llaman "pasarse el arroz" cuando quieren decir "rissotto"?
No sé, yo estoy hecha un lío.
Acabo de ver por la calle a dos señoras mayores gemelas vestidas igual.
Yo creo que es una de las señales inequívocas de que el fin se acerca.
Sobre todo, viéndo el estampado de las camisas.
Es aterrador.
Related Posts with Thumbnails