jueves, 11 de febrero de 2010

Ups stairs.


Se sube y se baja
siempre por la misma escalera.

El orden de los factores
dinamita el producto.

11 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

En este caso es posible. No es lo mismo entrar que salir. Buenoo..., depende de las circunstancias y de las personas.
Esa escalera es hipnótica.

Lanita dijo...

No, nunca es lo mismo entrar que salir... aunque la puerta sea exactamente la misma.
Salir duele.
Bajar duele más...
Y caer por el hueco de esa escalera, ni te cuento.

mariajesusparadela dijo...

Siempre dependerá también de a dónde vayas y de dónde vengas.

Rocío Márquez dijo...

Hombre... si intentas bajar esta escalera resbalándote por la barandilla, como que al llegar al final te ha cambiado la voz, sí.

Lanita dijo...

¿voz?
si bajo resbalando esa barandilla me da que consigo hacer migrar todos los órganos internos de mi cuerpo!

madison dijo...

Que escalera más coqueta para entrar y salir

Lanita dijo...

es una escalera preciosa, sí.
Pero prefiero subirla que bajarla...!

dara dijo...

"Se sube y se baja
siempre por la misma escalera.

El orden (entiéndase proporción, dimensión o tamaño considerable) de los escalones
dinamita mis piernas."

Lanita dijo...

pues si subieses las mías, te las amputaban al llegar arriba..!
.-))

Chema Liza dijo...

Extraño equilibrio el de tus palabras, siempre. Entre el haiku, el verso revelador y el eslogan impactante.

PÁJARO DE CHINA dijo...

Lanita, bienvenida al club de las dinamiteras. El orden de los factores puede dinamitar, inclusive, el Vaticano (y lo bien que estaría). Una cronología mínimamente equivocada de movimientos arrastra al naufragio a una pareja. ¿A quién le gusta que le hagan hoy un regalo que esperaba ayer? El orden debería conciliar la existencia de un deseo y la vocación simultánea de satisfacerlo, con leves variaciones. Sino, es un tedio y ya voy sacando la dinamita. Un abrazo en espiral.

Related Posts with Thumbnails