jueves, 19 de noviembre de 2009

Time.

-¿Me vas a perdonar?

-No lo sé. Necesito tiempo.

Él se quitó su reloj y se lo ajustó a la delicada muñeca de ella.

-Ahí tienes el mío. Hasta que no me lo devuelvas, todo se habrá parado para mí.

-Eso no es justo.

-Nada lo es. Ya deberías saberlo.

No tardó nada en quedarse muy quieto.

4 comentarios:

beatrice dijo...

genial

Lanita (algodón & poliéster) dijo...

jo, gracias!

-)

Anónimo dijo...

me dio triteza....igual es genial

Lanita (algodón & poliéster) dijo...

la siguiente será alegre, para compensar. venga. va.
.-)

Related Posts with Thumbnails