jueves, 15 de diciembre de 2011

A veces.

A veces
(sólo a veces)
sientes cómo se desprende un trocito de corazón.
No demasiado
No una parte vital...
Un gesto pequeño.

Un daño menor, tan doloroso como cortarse la yema de los dedos con el filo de un papel.

Y te sorprendes de conservar
(todavía)
un corazón al que dañar.

6 comentarios:

madison dijo...

Me ha encantado, que conste

Ana Ce Zeta dijo...

Consta.
:-)

Anónimo dijo...

Me duele. Quiero llorar.

David dijo...

¿Sabes? Tienes un don.

Ana Ce Zeta dijo...

.-)
Ahora falta saber cuál...

David dijo...

Llegar al corazón.
Y el mío es de hielo...

Related Posts with Thumbnails