domingo, 4 de abril de 2010

Lo he hecho.

Sí.
Yo solita.
Ha sido peligroso, pero ya me vais conociendo lo suficiente para no extrañaros.
Es lo que tiene vivir al límite, en el filo de la navaja, sentada en el borde del abismo un día de viento, comiendo ensaladilla rusa un dia caluroso al sol...
He comprado un libro.
(espacio para "halaaaaaaas...","oooooooooes", momentos de pánico, exclamaciones de profunda admiración, loas a mi enjundia (suena bien), a mi hipocampo, a mi gallardía, a mi heróica gesta sin par...)
Así soy yo, que no me lo pienso dos veces.
Hoy puedo decir que soy la orgullosa propietaria del incunable "cómo cultivar su huerto... y sacar partido de él".
Supongo que pertenece también a la colección "cómo cultivar su huerto... y que no le crezcan ni las malas hierbas". Incluso puede que se trate de una trilogía, y también exista "cómo cultivar su huerto... y que lo que crezca sea una verdadera aberración vegetal que ni las cabras lo querrían".
Este último título me parece pelín largo para ser comercial, pero si la saga Millenium ha sido best seller con esos titulacos imposibles de memorizar, no veo por qué no va a poder serlo la trilogía vegetal que con este primer libro se abre hueco entre lo mejorcito de mi estantería.
Os dejo. Me inmersiono en el apasionante capítulo de hoy: "la col de Bruselas: ¿lechuga o repollo?"

5 comentarios:

Rocío Márquez dijo...

Ten cuidado que te veo celebrando el día del libro el 23 de abril, uffff, con lo que tú has sido, verte así, de esta guisa, consumiendo libracos... Qué bajo has caído, reza todo lo que sepas que te estoy viendo en La Casa del Libro quemando la Visa, es que lo vivo.
PD: Yo ya me quité del sol ¡¿EH?!

JavierRSena dijo...

Otro de la saga es: " como cautivar a un tuerto... y sacar partido de èl."

Lanita dijo...

cautivar a un tuerto... en el mundo de los ciegos es un pasaporte directo hacia una transfusión de sangre azul, no hay que despreciar ese libro!
Rocío, creo que lo mío ya no tiene solución. No le puedes pedir a una obsesiva que deje de serlo.
Las debilidades hacen pasto en mí... compulsivamente!
¿jardinería? pues no paro hasta que mi terraza es el jardín de las Hespérides (hoy he plantado más de 40 tulipanes, que o bien me darán jabón o mantequilla de colores)

Enric Pérez dijo...

Jajajajaja, hablando de cabras, estás que te sales.

Lanita dijo...

Me salgo... del tiesto!!!
Ya verás, ya, mi terracita va a ser la envidia más cochina del barrio!!!

Related Posts with Thumbnails