lunes, 22 de marzo de 2010

Las máquinas de café me avisan.


Il migliore capuccino de la Roma.
Y senza zucchero que va él.
Y se queda tan ancho.
(Para los interesandos, Piazza Sant Eustacchio)

2 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Pues con las horas que son, bien me tomaba un capuchino. Sin azúcar, por supuesto.
Besos mañaneros.

Lanita dijo...

Que sean dos. Invito yo, cara Isa-bella!!

Related Posts with Thumbnails