viernes, 8 de enero de 2010

Osadías, S.L.

Lo he vuelto a hacer. LO HE VUELTO A HACER.
Este año me he propuesto vivir al límite y he empezado apostando fuerte: Lo puse todo al verde y fuí a la peluquería. Sí señor. Esa soy yo (esa no... la otra... sí, la de la camiseta de rayas... no, las horizontal... bah, déjalo).
Un amigo capilarmente respetable me dió las señas de su peluquería, y allá que me fuí ayer, el peor día de la historia para ir a la peluquería porque caían chuzos de punta -yendo esquivé dos que por casi me desgracian. sí, como Desgracian 2000..- (recogido en el "Gran Libro Llongueras de los dias menos propicios para el pelo (y otros cuentos de terror)").
Nada más entrar noté el típico desprecio del gremio del pelo para conmigo, y desganadas y aburridas (no había nadie más que dos peluqueras y yo) me preguntaron que qué me traía por allí. Contuve mis ganas de hacer cualquier tipo de broma y dije un simple "quiero cortarlo. El pelo. Todo, no uno solo."
Ok.
Ya está hecho.
Ya no hay marcha atrás.
Sin prestarme la más mínima atención, y mientras organizaban todo el calendario 2010 para las vacaciones -"tia, es que al Jony no le dan libre más que la primera de Febrero... enrrollate, no?" (llegaron en el secado hasta las navidades siguientes), una de ellas se lanza a lavarme el pelo. Inmersa como estaba en el calendario laboral, no se da cuenta de que, además del pelo, me está lavando el cuello y gran parte de mi anatomía... y se lo digo... pero nada, ni el más mínimo interés.
No digo nada. No sé, igual es cosa de las pelus modernas (como voy tan poco... quizás en mi ausencia han cambiado la metodología, vaya usted a saber. Sí, usted... no, señora, usted no, aquél de... nada, da lo mismo!).
Por suerte, a la hora de atacarme con las tijeras, la hembra alfa de las peluqueras tiene a bien consultarme con un lacónico "a ver, cómo lo quieres.."
Se lo explico. Esta vez no me atrevo a sacar el recorte de revista con la foto de Liv Tyler y su espléndido corte de pelo para no darles más motivos de escarnio, y trato de narrar lo más detalladamente posible el corte, mientras mi cabeza sigue chorreando agua (porque en la cabeza, en lugar de toalla absorvente, se me ha colocado una especie de paño sabánico que será muy mono, pero la absorvencia no es su fuerte. En cambio, como funda de almohada debe de estar cotizadísimo, no lo dudo).
Ella, que durante el proceso no ha apartado su mirada vacía de expresión de mí, espera pacientemente a que yo diga un "pues así lo quiero", cerrando la narración, y resuelve con un "vamos, que lo quieres en V" mi explicación emocionante.
De nuevo, no me atrevo a contrariarla y le digo un inseguro "sí... creo que sí. En V..."
Misteriosamente, el corte es el esperado, y yo, por fin, puedo respirar aliviada.
Hasta que llega la siguiente pregunta, que me tensa todos los músculos: "¿te lo seco liso o te lo dejo con la onda viva?".
Y yo, conservacionista convencida de la vida, opto por la inquietante propuesta. Nunca me he visto con ondas vivas... y recordemos que hoy es el dia de la osadía!
Al cabo de 10 minutos, mi cabeza ha triplicado su volúmen, mientras ella me ilustra acerca de los diferentes tipos de pelo que existen: Liso, rizado, ondulado y agradecido.
El mío, al parecer, pertenece a este último grupo, el de la gratificación capilar.
En 10 minutos más salgo de la peluquería con la onda africanamente viva...
Me encanta ser afro.
A partir de ahora hablaré como las negras, os llamaré "hermano y hermana" (dependiendo de vuestro sexo), e inventaré un saludo molón, rapeante.
Es lo que da la onda viva, men.

8 comentarios:

FARINETAS dijo...

Quiero ver foto!!!! urge ver foto!!!

Lanita dijo...

LO SÉ.
(próximamente, hermana, men, sister)
(de momento lo utilizo todo a chorrón, hasta que depure la técnica negra)
(es la táctica de inmersión racial, brother, sister, woman)

Rocío Márquez dijo...

Si la onda viva es africana, la onda muerta... ¿es escandinava?. Me dejas en un sinvivir. Besos.

Isabel Martínez dijo...

Hermana, qué guay. Yo también querer ver foto. M'apunto.
¿Sabes? Cuando una chica que no es de ir a la peluquería, se larga allí y pide que le corten el pelo es porque le adviene un cambio en su vida. Lo leí en la sección de máximas de mi despendolada cabeza acatarrada. ¡Toma ya!
Besazos de un pelo canoso.

Lanita dijo...

Fetén, brodah! (sí, aún he de limar la jerga, lo sé... pero apenas llevo 24 horas de africana!)
Pues que así sea, quiero advenimientos pa' mi body (body de cuerpo, no aquello de los corchetes... tan incómodo!)
Si lo leíste en tu acatarrada cabeza, para mí es dogma de fé Y QUEDA.
Yo también atesoro canas, no te creas.
De momento las dejo vivir en paz porque estoy esperando que saquen la versión 2010 de Grecian...!
.-)

Rocío, la onda muerta vive en "los pelos foscos, sin brillo" (según el Gran Libro de la Vitalidad de un Pelo Sano (uno, al menos)".
Te lo recomiendo.
Incluso te lo rebebiendo.

beatrice dijo...

porque pasa eso, porque cuando estas decidida a ir a la peluqueria, segura del corte que quieres, llegas alli y es como si les hablaras en chino, te miran como diciendo... "eso no es posible". Y al final siempre caes, y dejas tu cabeza en sus manos sabiendo que no te van a cortar el pelo como tu tenias pensado.

Y pasa el tiempo, y lo vuelves a intentar, confiando en que esta vez el tiro te va a salir bien...pero no, nunca!

Aun asi, supongo que terminare yendo a la peluqueria de nuevo!

si yu sista!

Lanita dijo...

Así es. Así son los peluqueros/as, una raza cruel, capaz de anular la voluntad más férrea, y con el poder para hacer de nosotros/as lo que quieran sin que nadie rechiste..!
Al final, te dicen "te corto el pelo en V", y en V que lo llevas.
Y si te dicen que te lo cortan en Ñ, pues en Ñ...!

mario dijo...

Lanita, yo soy tu versión masculina en tema pelus, me he sentido totalmente identificado y hace sólo 2 semanas que me pasó como a tí y me tiré en plancha sobre el felpudo de una pelu para ser donante de canas. Creo que con lo que cortaron llenaron el cojín que recubrirán con la funda de tu lavado..

Me has hecho reir musho sistel, as usual

Related Posts with Thumbnails