viernes, 15 de enero de 2010

Conversaciones de café (previo)

-Hola! (dijo ella, alegre)
-Hey... cuánto tiempo (sorprendido)... ¿qué te trae por aquí? (algo desconcertado)
-Trabajo. Y placer, siempre que sea posible llevar ambas cosas de la mano! (quiere parecer entusiasta) ¿y a tí, qué te trae por aquí? (algo molesta por no percibir el mismo entusiasmo)
-Yo vivo aquí... supongo que lo recuerdas. (irónico)
-Sí. Aunque me está costando bastante olvidarlo. Mi terapeuta no es barata.. (irónica)
-Espero que sea menos cara que mi clínica de desintoxicación. Me ingresé voluntariamente en "Proyecto Mujer"... (trata de ser gracioso).
-Echaba de menos tu sentido del humor (baja la guardia. Sonríe, por fin).
-Yo sigo echando de menos tu sentido del amor... (tierno)
-... (mirada melancólica)
-... (veo tu mirada melancólica y subo dos)
-Oye... ¿y si me invitas a un café en nuestro café? (asomándose al borde del precipicio)
-Siempre y cuando los paréntesis se queden fuera. Así no hay quien oculte nada...! (...)
-Hecho. Busco una farola para dejarlos atados y vuelvo. No quiero que me los roben; los voy a necesitar (...)

3 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Ja ja ja...me encantaron los paréntesis, de verdad, son necesarios...a veces

David dijo...

En tu sitio no tienes como en el feisbuk para mostrar que me gusta ;)...

Lanita dijo...

(...)
(este va para tí, Pulgarcito. Para que lo llenes como gustes)
.-)

Related Posts with Thumbnails