viernes, 19 de septiembre de 2008

en la línea

Queridos, todos (unos más que otros, siempre... he de ser sincera):
En vistas de que mi plan infalible para perder peso y tonificarme a base de polvos brutales -siempre he pensado que era la mejor forma de perder peso y hacer amigos...- no ha surtido todo el efecto que yo hubiese deseado (podría decir que la realidad se ha perdido en la ontananza de mis expectativas... la ontananza, las expectativas y la realidad han quedado tan alejadas las unas de las otras que ni se ven), he decidido pasar a poner en marcha el plan-b: hacer dieta (lo que me ha generado un hambre voraz casi de inmediato) y practicar cuanto deporte se ponga en mi camino, para lo cuál, claro, he tenido que pertrecharme como si fuese a practicar dodecathlón (tengo 2 raquetas de paddle, una de tenis, una de squash, patines, 3 bicicletas, un patinete, botas de snow-board, esquís, una pelota de pilates traída por el mismísimo Poncio, 3 cintas de látex para practicar pilates seguro y todo lo necesario para cruzar el estrecho a nado...)
De momento he perdido unos 300€, las ganas de vivir y 3 pelotas que se fueron demasiado altas -sigo hablando de tenis...-
Algo es algo.
Eso sí, de apetito no he perdido ni un ápice.
¿alguien da más?

2 comentarios:

IMANOL dijo...

¿Si alguien da más de qué? No pierdas las ganas de vivir. Cuando menos lo esperas, una cálida voz te hará sentir bien. ¡Qué chorrada de comentario!

Lanita (algodón & poliéster) dijo...

cuándo? cuándo? cuándo?
¿las cálidas voces abrigan en invierno?

Related Posts with Thumbnails