jueves, 5 de junio de 2008

OOOH... DIOOOOS... MÍOOOO...


........
............
..............................!
Queridas amigas todas,
No sé si os pasa a vosotras ante tamaña (lo sé, fácil...) visión que no podéis apartar la vista. Este "pobre" hombre estoy segura de que se debe de quejar de que ninguna mujer sabe de qué color tiene los ojos. Qué bárbaro. Impresiona (sobre todo si la presiona contra la arena en la playa: impresiona).
Yo creo que de encontrarme con algo similar en mi escueta vida sen(x)sual (ya sería puntería por mi parte, ya...), me generaría sentimientos encontrados. Uno de ellos sería de sorpresa y admiración... y otro, inevitable, sería el temer por mi vida.
Claro, que llegados a ese punto, el dueño del arma supongo que ya se habría desmayado (para subir eso necesitas la mitad de tu flujo sanguíneo...), y podría sentarme tranquilamente a hacer una lista de pros y de contras para con el disfrute de su miembro.
O también para llamar a mis amigas, que nunca me perdonarían el haber tenido algo así tan cerca y que ellas no lo hubiesen visto.
Qué barbaridad.
Qué prodigio.
(Qué... dolor!)

3 comentarios:

La Violeta dijo...

Quieres decir que no esconde un plátano ahí dentro? Digo un plátano de verdad, de los que se comen... Ay, creo que lo estoy liando más.
Vaya, que no parece de verdad... Al menos yo nunca me he encontrado nada así (tampoco es que vea una diferente cada día) (ni siquiera veo una cada día) (y tampoco sé si me gustaría ver esta cada día)
Buena, la anécdota de tus manos y la binguera... Mi perra y yo vamos a correr cada mañana y si yo no tirara a tiempo de su correa ya habría ido de morros al suelo varias veces. Ya prepararé el terreno con algún vecino por si me urge...

Carmen dijo...

Jajajaja!!!! Me has recordado a lo que dijo una amiga hablado de un espécimen que se había encontrado en su vida y que debía ser como el de la foto: Nena, para mí era como un poco excesivo... yo diría que hasta incómodo. Cada vez q me acuerdo me muero de risa.

IMANOL dijo...

Me acabo de hacer una foto con un banano por dentro del calzoncillo y queda exactamente igual. Bueno, yo un poco menos exagerado. Bah, esto es como el médico malo que cuando le bajas el calzoncillo se convierte en el ladrón patán de 101 dálmatas. ¿Más mitos para bajar? He dicho mitos.

Related Posts with Thumbnails